jueves, 31 de julio de 2014

Verano en Hyde Park

Sigo sin piso en París. He realizado una segunda ronda de visitas con la consultora que me está ayudando en la búsqueda, pero no me ha gustado ninguno de los 5 apartamentos que he visto. Le he visto posibilidades a uno pero la zona no acaba de convencerme y tendría que pasearla algo más antes de decidirme. 

La única ventaja de esta temporada sin casa en París, es que he acordado con la empresa que me pagan los billetes de tren de ida y vuelta a Londres los fines de semana. En cualquier caso les sale más barato que mantenerme en el hotel, y es mejor para mi salud mental porque me acabaría subiendo por las paredes. 

El fin de semana pasado en Londres aprovechamos el ambiente bochornoso de verano para salir a pasear por Hyde Park. Lo tenemos al lado de casa y está muy animado con el buen tiempo. Todo el mundo se tira a hacer picnic. Tuvimos la oportunidad de ver el "pabellón efímero" de la Serpentine Gallery que este año tiene forma de ovni, o más bien de donuts verde, plantado sobre el jardín. No muy lejos de allí vimos las colas en el Royal Albert Hall para los BBC Proms, una serie de conciertos de música clásica que duran 2 meses y que tienen una larga solera. Este año queremos ver algo así que a ver si conseguimos cuadrar alguna fecha con entradas disponibles.


domingo, 20 de julio de 2014

La vida en el 16

Este es el primer fin de semana que paso en París, desde que hace un mes empezara a trabajar de nuevo en la ciudad. He aprovechado para desayunar de terraza, con "tartine" y "croissant", cortarme el pelo e ir al cine, a ver "Edge of Tomorrow". Estoy deseando ver "El Amanecer del Planeta de los Simios" pero en Francia todavía no está estrenada, así que me tragué ese cuasi-bodrio de Tom Cruise luchando con los alienígenas. Di tú que la vi en los Campos Elíseos, y eso siempre le pone un poco de glamour y gracia al asunto, aunque sea por ver el ambiente de sábado por la noche. 

Mi nueva experiencia de estos días ha sido darme un "masaje chino", que por lo visto se aplica mediante presiones. Me gustó mucho, la verdad, y aunque intenté no excitarme con la china la verdad es que no lo conseguí. Al menos rechacé la invitación de incluir la zona genital en el magreo. Me quedé pensando si no habría sido un estrecho pero no soportaba la idea de que me tomara por un hetero buscando desahogo. Otra vez será. 

También he salido a correr por aquello de hacer algo de ejercicio mientras no tengo gimnasio, y eso me ha permitido familiarizarme más con el 16 arrondisement, el barrio en el que están tanto el hotel como la oficina. Es una amplia zona que engloba 6 de las 12 avenidas que parten del Arco del Triunfo, incluyendo el Bois de Boulogne y llegando hasta el río a la altura del Puente d'Iena (dónde se mató Lady Di). Los puntos turísticos relevantes del barrio son la explanada de Trocadero, con vistas a la Torre Eiffel y los museos. Por lo demás, es un barrio residencial de casonas impresionantes y dinero en abundancia. 

Todo apunta a que seguiré haciendo vida en el barrio 16 durante este verano. Mi primera salida a buscar apartamentos no ha tenido resultados positivos. O bien eran muy pequeños o el único que me gustó, el de la foto de abajo, no estaba muy bien situado y requería mucho trabajo en la cocina. Básicamente estoy aprendiendo que los apartamentos sin amueblar en París, no tienen ningún electrodoméstico, y pueden requerir incluso pintar, en función de cómo los haya dejado el inquilino anterior. Toda una diferencia con el mercado de apartamentos sin amueblar de Londres, la verdad. Tardaré unos 10 días en volver a ver nuevos apartamentos así que entre pitos y flautas me veo sin casa hasta septiembre. 


jueves, 17 de julio de 2014

Pelucas y Tacones en el Támesis

El domingo por la tarde estuvimos en una "boat-party", 5 horas Támesis arriba y abajo. No era el mejor día para nosotros porque habíamos llegado esa mañana de Chicago, así que andábamos algo cansados y de jet-lag. Sin embargo, no nos la queríamos perder. Era la versión verano-barco de "Pelucas y Tacones", una fiesta mítica (al menos para nosotros, que lo mitificamos todo enseguida). 

Se trata de una fiesta que empezó hace casi 10 años en Londres. La organizan un chico y una chica españoles, con música petarda de los 80 y 90, y gran parte del público (español en su gran mayoría) aprovecha para travestirse con pelucas y tacones. Las sesiones se realizan cada 2-3 meses en el mismo local, y a veces hay artistas invitados. Intentamos ir hace meses y nos quedamos con las ganas porque la cola para entrar era imposible. 

Esta edición del barco era además una "Chritsmas Party" así que la decoración era navideña, y había gorritos de Papa Noel por todos lados. Afortunadamente la música no eran sólo villancicos, aunque alguno cayó, sino que sonaron todos esos "hits" que hacen las delicias de los gays y sus amigas, incluyendo la canción oficial de la fiesta.

Nosotros fuimos con Iris, la sobrina-okupa que tenemos por casa en las últimas semanas. Además de estar aprendiendo inglés, se está haciendo un intensivo de vida gay moderna. Bailamos bastante, a pesar del cansancio, y también disfrutamos de unas vistas magníficas de las riberas del Támesis. El barco subió hasta Putney y después bajó hasta las Barreras, pasando por Greenwich (última foto). El atardecer fue precioso, y ya sólo por eso hubiera merecido la pena la experiencia.



lunes, 14 de julio de 2014

Despedida de Chicago

Se han acabado las vacaciones y esta semana ya estamos incorporados a nuestra nueva vida París-Londres. Volvemos de Chicago con la sensación de haber aprovechado bien el tiempo y haber hecho un poco de todo, hasta vida social. Quedamos varias noches con un amigo de dBt que vive allí, y eso nos llevó a explorar los barrios al norte de la ciudad, muy residenciales y gay-friendly. Hacia el sur, bajamos un día a comer a Chinatown (primera foto). 

En cuanto a museos, además del « imperdible » Art Institute, nos acercamos al Field Museum de Historia Natural y al Shedd Aquarium. En el primero, destaca el que dicen es el mejor esqueleto conservado de un Tyrannosaurus Rex, al que le han puesto el nombre hortera de "Sue", en honor a su descubridora. En el acuario, lo más interesante son las ballenas beluga, tan blancas y simpáticas.  Claro, que no deja de ser un drama tener a esos animales ahí encerrados. A decir verdad, nosotros nos hubieramos saltado estos dos museos, pero su entrada formaba parte del « City Pass » que nos sacamos. Lo que sí merece la pena es la arquitectura de los dos edificios, tanto por dentro como por fuera. Son originarios de una exposición universal realizada a finales del XIX. 

Desde la península de los Museos hay buenas vistas a toda la ciudad, aunque claro, buenas vistas de Chicago hay casi desde cualquier ángulo. La hemos fotografiado desde todos los puntos cardinales y tanto a lo lejos como en las distancias cortas, como las del Skydeck de la Torre Willis (última foto), el edificio más alto de la ciudad (lo fue incluso de todo el mundo durante un par de décadas, antes del furor por las grandes alturas de asiáticos y árabes).

No sé si repetiremos alguna vez Chicago, pero la ciudad es un « básico » de Estados Unidos. No me importaría volver de nuevo pero últimamente empiezo a pensar que tengo muchas otras ciudades todavía pendientes y que debería empezar a organizarme mejor, o me acabaré perdiendo demasiadas. 







domingo, 13 de julio de 2014

Concierto de Lady Gaga en Chicago

La disculpa para viajar a Chicago ha sido asistir a la "artRAVE" de Lady Gaga del viernes pasado. Nos encantó vivir el ambientillo pre-concierto con todos los fans disfrazados para la ocasión. El recinto era un palacio de deportes; mucho más adecuado que los mogollones del tipo estadio en París. En esta ocasión, además, teníamos unas entradas muy bien situadas, enfrente de una de las pasarelas del escenario. Así que entre la pasión de los fans americanos y las buenas vistas, este concierto lo disfrutamos especialmente.  


sábado, 12 de julio de 2014

Millennium Park

Este verano se celebra el 10º aniversario de la creación en Chicago del Millennium Park. Resulta sorprendente cuando creaciones tan recientes se convierten en auténticos iconos de las ciudades, como sucedió también con el London Eye. En este caso, la popularidad es bien merecida porque el Parque del Milenio reúne todo un conjunto de arquitectura y escultura contemporánea de mucha calidad. 

Para empezar, está el Pabellón Pritzker, de Frank Gehry, en el que se realizan actuaciones al aire libre. Rivalizando en popularidad, se encuentra muy cerca la escultura Cloud Gate de Anish Kapoor, un artista que conocíamos del Monumenta 2011 en París. Esta estructura de acero refleja todo el contorno y causa furor entre la gente, que se acerca para hacerse fotos con el fondo de edificios.  Por último, está la Crown Fountain, de Jaume Plensa, al que nos encanta encontrarnos por el mundo (hemos visto obras suyas en MontrealParís y Zaragoza). La fuente consta de dos "monolitos" enfrentados que proyectan la cara de habitantes locales cambiando de expresión. Durante el día está atiborrada de niños y por las noches las luces la convierten en todo un espectáculo. 

Para celebrar el 10º aniversario del parque hay programados distintas actividades y una de ellas, es una exposición temporal de cabezas femeninas de Jaume Plensa. Toda una suerte para nosotros que somos fans absolutos de este artista catalán. 



viernes, 11 de julio de 2014

Kayak en el Río Chicago

Se supone que hace kayak es una actividad relajante, que te pone en contacto con la naturaleza, pero todo depende de dónde lo hagas. En Chicago hemos tenido una experiencia cien por cien urbana

Las vistas de los edificios desde el río son estupendas pero el ruido del tráfico y las obras es constante. Como los puentes son metálicos y levadizos, cada vez que pasas por debajo de uno (y son un montón) oyes los coches retumbando por encima. También hay obras en el propio río, con una especie de plataformas que estrechan el cauce en algunos tramos. Para completar el panorama anti-naturaleza, el tramo del río más alejado del lago está francamente sucio y además el tráfico de barcos turísticos es constante, por lo que hay que prestar atención permanentemente, como en una autopista. Aunque toda esta descripción suene a experiencia terrorífica, en realidad no lo es. Palear entre toda esa muestra de arquitectura no deja de ser toda una sensación y uno de esos recuerdos para toda la vida. 



jueves, 10 de julio de 2014

Atardecer en el Hancock Center

Desde el observatorio de la planta 94 del Hancock Center se obtienen vistas inmejorables de Chicago en las 4 direcciones. Al norte, la línea de costa y las playas. Al este, el lago Michigan con el Navy Pier en primer término. Este muelle es un poco anterior a los años 20 del siglo pasado y tiene ese aire victoriano que recuerda al de Brighton y otras ciudades inglesas. Al oeste, la vista se extiende por las grandes praderas, y con las primeras luces nocturnas las calles iluminadas de la ciudad parecen extenderse hacia el infinito. Finalmente, hacia el sur, se puede disfrutar del perfil de rascacielos del centro de Chicago. 




miércoles, 9 de julio de 2014

Las casas de la pradera de Oak Park

A media hora en tren hacia el oeste de Chicago se encuentra Oak Park, un pueblín de esos americanos, que no tendría mayor gracia sino fuera porque en él vivió y tuvo su estudio Frank Lloyd Wright, uno de los grandes nombres de la arquitectura. Alrededor de su vivienda se encuentran numerosas casas unifamiliares que él diseñó para sus vecinos. Se conocen como "casas de la pradera" pero tienen poco de casitas de campo. Todas tienen lineas muy rectas y una chimenea en el centro. Son privadas y no se visitan, pero una audio-guía describe sus características principales. 

La casa-estudio del arquitecto así como el Unity Temple, una iglesia cercana hecha en hormigón, se recorren en visita guiada y eso permite entender mejor las soluciones innovadoras de este arquitecto. No tiene grandes obras arquitectónicas (más allá del museo Guggenheim de Nueva York, también en hormigón) pero sin embargo sus diseños de vidrieras, lámparas y ventanas son muy reconocibles y siguen resultando modernos. 




martes, 8 de julio de 2014

The Art Institute of Chicago

El Art Institute of Chicago es principalmente conocido por su colección de arte europeo, principalmente Impresionismo. Cuando lo visité por primera vez, hace muchos años, me pasmaron los Monet, Renoir, Seurat, Matisse y demás pintores franceses. Entonces era joven y no había vivido en París. No recuerdo, en cambio, haber visto anteriormente las "America Windows" de Chagall, a pesar de que esos azules intensos son una de las muchas obras maestras que atesora el museo. 

Si el museo ya era grande, ahora, con la "Modern Wing" se ha vuelto inmenso. El edificio de la ampliación es de Renzo Piano, el arquitecto del Pompidou en París y The Shard en Londres. Pasamos más de 3 horas y tuvimos que correr para ver únicamente el arte europeo y americano; este último atesora varias joyitas como la Anunciación de abajo o el cuadro  American Gothic (el del tridente). También había una exposición muy completa de Magritte. Supongo que tarde o temprano viajará a Europa así que sospecho que nos volveremos a tropezar con ella. 



lunes, 7 de julio de 2014

La arquitectura de Chicago

Es mi cuarta visita a Chicago y la primera enteramente de vacaciones. En las 3 anteriores combiné reuniones de trabajo con fines de semana de ocio. Cada nueva visita refuerza mi impresión de que esta es una de mis ciudades favoritas en el mundo, por muchos motivos. Para empezar esta el tamaño, unos 3 millones de habitantes y un centro muy manejable andando. Después está ese lago-mar que la dota de playas y actividades naúticas, unos museos impresionantes, y un muy animado barrio gay… Pero creo que por encima de todos esos motivos está la arquitectura. 

Chicago es una ciudad muy fotogénica. Apetece hacerle fotos a todo porque cada perspectiva ofrece una combinación única de edificios, con alturas y estilos muy diferentes. Desde el hotel tenemos vistas al río, con su hilera de puentes y las dos torres circulares de Marina City en primer plano. Al lado está la  Avenida Michigan y el edificio Wrigley, de 1920, cuya torre imita a la Giralda de Sevilla. 

Para disfrutar del "skyline", lo mejor es subir hacia el norte, a la zona de playas, desde dónde se observa toda el perfil urbano, dominado por la silueta trapezoidal negra coronada por 2 agujas del Hancock Center. Una perspectiva más cercana de los edificios del centro la ofrece el Parque del Milenio, del que tendré que hablar con más calma en otra entrada.



sábado, 5 de julio de 2014

Vacaciones

Sólo llevo 2 semanas trabajando en París pero ya necesito vacaciones. En realidad este viaje a Chicago estaba programado desde enero, y cuando negocié la incorporación a la nueva empresa acepté empezar el 23 de junio, pero con la idea de respetar esta semana de vacaciones a principios de julio. . 

En los últimos días he tenido de todo: líos infinitos para presentar la declaración de Hacienda en España, salida del armario de un compañero de trabajo que me invitó a cenar para contarme "su secreto" cuando al pobre se le nota a la legua, confesiones de una ex-compañera de trabajo en Londres sobre los comentarios racistas y acoso sexual a la que le somete otro compi… Además he salido todos los días de la oficina a las tantas porque teníamos una "auditoría de género" (un follón increíble al que le he visto un valor limitado). También yo mismo he salido del armario con mi jefa, el auditor y otras dos compis durante una comida en la que estaban todos hablando de críos. Yo comenté que mi novio quería tenerlos pero que yo no me sentía preparado. Risas colectivas pero ya quedó dicho. Continúe explicando que él se quedaría viviendo en Londres una temporada y algunos detalles más. En fin que han sido días de ir pasado de vueltas entre carga de trabajo y gestiones personales varias. Me vendrá bien desacelerarme un poco en los próximos días.