martes, 22 de julio de 2008

Expo Zaragoza: arquitectura y pabellones

Empiezo diciendo que a mi me ha gustado. Y además me lo he pasado muy bien. No tengo la referencia de la Expo de Sevilla; en aquel momento era joven y no me llamaba nada. Pero además creo que no tiene sentido compararlas. Aquello debió ser mucho más todo. Para mi el tamaño de esta es perfecto.
-
Lo mejor, la arquitectura y el diseño de todo el recinto. El Pabellón Puente de la arquitecta iraní Zaha Hadid, y la Torre del Agua con su escultura de la gota de agua, merecen, por si solos, una visita. El teleférico es la mejor opción para poder hacerse idea del conjunto de instalaciones.
-
En cuanto a los pabellones hay de todo. Me gustó el de Marruecos: puertas de madera espectaculares, una acequia con palmeras y un montón de olores, a té, a especias... Vimos también, muchos otros, por lo general decepcionantes: Turquía, Egipto, Arabia Saudí, Qatar, Thailandia, Filipinas, Islas del Caribé, Latinoamerica, China, Bélgica... Nos faltaron los pabellones estrella de Alemania y Japón, pero es que las colas eran demasiado desmotivantes.
-
Respecto a los pabellones de Comunidades Autónomas, vimos los que nos tocaban de cerca: Galicia (cero interés), Catalunya (algo más modernito) y Madrid. Me encantó el vídeo del Canal de Isabel II del pabellón de Madrid; muy emocionante. Os lo dejo aquí:
-
-
Mención aparte requiere el pabellón de Aragón porque se trata de otro edificio estupendo (foto abajo, el edificio apoyado en dos grandes pilares y con cristales blancos y azulados entrecruzados). El recorrido de dentro sin demasiado interés aunque me llamó la atención un cuadro muy gay del 38 (foto abajo). El plato fuerte es la primera planta, recorrida por un río y repleta de megapantallas de video en las que emiten un video de Carlos Saura.