viernes, 31 de mayo de 2019

Madrid Río y Plaza de España

El fin de semana pasado volvimos a Madrid. Queríamos participar en esas elecciones europeas, autonómicas y municipales, que nos acabaron dejando un sabor agridulce. Aún me cuesta asumir que el estilo sensato y dialogante de Carmena no haya tenido mejor resultado. Supongo que la izquierda pura y exquisita, esa órbita de amigos-enemigos podemitas, no tendrá remordimiento alguno porque les encanta ser la oposición incluso cuando gobiernan. Veremos qué pasa ahora con Madrid Central y el proyecto de la Plaza de España, cuyas obras están recién empezadas

Precisamente, una de las tardes di un largo paseo con jap por Madrid Río y la vecina Casa de Campo,  con unas vistas magníficas a la Plaza de España. Se supone que el nuevo proyecto conectará todos esos espacios y el cercano Parque del Oeste. Estaba todo muy frondoso y luminoso, muy primaveral, y me gustó imaginar que algún día tendremos todos esos espacios muy cerca de casa y que el cuidado ambiental y la reducción del tráfico continuaran en Madrid a pesar de los cambios políticos. 




viernes, 24 de mayo de 2019

Reunión en Leiden

Holanda me pone nervioso. Volví a comprobarlo esta semana porqué pasé un par de días en Leiden, una ciudad en la que había estado recientemente por trabajo.  En aquella ocasión no tuve tiempo para turismo pero esta vez sí pude darme un larguísimo paseo y cenar en una terraza. Fueron unas horas de constante generación de endorfinas, con esos canales, esas casas, y ese sol de primavera maravilloso. Creo que parte de la magia holandesa es la ausencia significativa de coches, y la abundancia de bicicletas en el interior de las ciudades, las hace mucho más apacibles y silenciosas. 

Dicen que Leiden tiene el segundo casco histórico más grande en Holanda, después del de Amsterdam. Aunque la visitamos hace muchos años e incluso hicimos kayak, la verdad es que no recordaba nada (aparte de las palas), así que fue como si esta semana la visitara por primera. Aunque iba con mi atuendo ejecutivo y cargado con el ordenador a cuestas, fue una tarde que me devolvió la felicidad después de haber empezado la semana con la extraña primera junta de vecinos en Madrid.  






martes, 21 de mayo de 2019

Primera Junta de Vecinos

Al no ser propietario, no había tenido aún la experiencia de asistir a una reunión de Junta de Vecinos. Este lunes pasado tuve mi bautismo y tengo que reconocer que fue una experiencia agridulce. Decidí asistir para tener la oportunidad de presentarme a todo el mundo y también porque uno de los puntos del orden del día era nuestra solicitud de ampliar una ventana que da a un patio interior, como parte del proyecto de reforma.

La reunión se celebró en un cutre-bar del barrio y asistimos 5 de los 7 propietarios, además del administrador de la finca. Un rápido vistazo bastó para darme cuenta de que, cuando nos instalemos, seremos los « raros », y hasta los jóvenes, del inmueble. La reunión fue extremadamente ágil, todo muy de trámite. El asunto de la ventana se resolvió con una extraña negativa, gracias a la manipulación de la presidenta, aunque matemáticamente hubiera sido posible aprobar la petición. En cualquier caso, eso fue lo de menos, ya que unos centímetros  de ventana arriba o abajo no nos van a cambir la vida. Lo importante es el cutrerío general que se nota en todo: desde una bombilla fundida desde hace meses en los buzones, hasta la instalación de aires acondicionados en los balcones, o no tener cubo de basura en el edificio porque una vez el ayuntamiento les multó porque alguien que pasaba por la calle hizo algún vertido ilegal. En fin, telita las batallas que se nos avecinan.

En el apartado positivo, pude ver algo más del proyecto de transformación de la Plaza de España y toda la zona va a quedar maravillosa. Además, a tiro de piedra tendremos toda la zona de Palacio –Almudena y el Madrid de los Austrias. También tendremos muy cerca de casa los cines de la Plaza de los Cubos, en los pude ver con jap, la película francesa « Vivir Deprisa, Amar Despacio », rodada en los años 90 del SIDA, bastante buena aunque algo triste. 



domingo, 19 de mayo de 2019

Exposición de Kehinde Wiley

El sábado de Eurovisión estuvimos de inauguración de exposición, en la Galería Templon, al lado de casa. Es un espacio que ya conocíamos, por una exposición previa de David LaChapelle. En esta ocasión, presentan a otro artista (gay) super-star contemporáneo: Kehinde Wiley, el fotógrafo que se hizo recientemente muy famoso por el retrato de Obama para la National Portrait Gallery. En la exposición de París presenta una serie maravillosa inspirada en los "Tercer Género" de Tahiti. Nos encantaron los personajes y los colores. No nos atrevimos a preguntar por los precios, pero ciertamente nos quedamos con las ganas de llevarnos un cuadro a casa. Al salir de la galería, vimos al artista fumándose un cigarro. 

Por la noche, nos vimos en casa con Ronke para ver en la tele el festival de Eurovisión (menos mal que ganó Holanda, mi favorita!). Al comentarle la exposición, ella enseguida se dio cuenta, por el nombre, de que el artista era nigeriano y que tenía un gemelo (por lo visto el nombre "Kehinde" indica que hay un hermano gemelo). En fin, cosas de los "Yoruba", que se reconocen fácilmente entre ellos. 





viernes, 17 de mayo de 2019

St Pancras Old Church

Durante la Semana Santa estuvimos paseando en Londres por una zona nueva en Regent's Canal y  ahora descubrimos que lo llaman N1C y es el nuevo barrio de moda de la ciudad. En un artículo de El Viajero de El País leímos que hay algunas cosas más que ver en la zona, entre ellas una pequeña iglesia al lado de la estación de St Pancras, que es la que siempre utilizamos para los viajes desde París en el Eurostar. Así que esta semana, aproveché que tenía algún tiempo extra antes de la salida de mi tren para acercarme hasta allí, maleta en mano, y con mi tobillo aún dolorido del esguince

La iglesia se llama St Pancras Old Church y la leyenda dice que es uno de los primeros templos de culto cristiano en Inglaterra. El templo actual es del siglo XIX y tiene mucho encanto, sobre todo porque está en el medio de un parque precioso, incluyendo un cementerio. Parece un escenario de un cuento gótico. Es un lugar super tranquilo y apacible; parece mentira que esté tan cerca de una área tan bulliciosa de Londres como la de St Pancras y King's Cross. Muy cerquita de la iglesia, en un lateral de la estación está también el edificio hiper-moderno del Francis Crick Institute (última foto).



lunes, 13 de mayo de 2019

Re-Visita

Pocos días después de coincidir en Vigo, tuvimos a M de Lux y G en casa. Hacía más de un año y medio que no venían a París. Durante ese período, ellos se mudaron de Bruselas a Luxemburgo, y nosotros hemos estado a vueltas con la idea de trasladarnos a Madrid. En vista de que nuestra mudanza parece que se sigue retrasando, les ha dado tiempo a volver.  Aunque dBt trabajaba esos días, disfrutamos de varias cenas juntos y de algunos paseos por la ciudad, incluyendo los alrededores de la nueva Notre Dame sin tejado.



sábado, 4 de mayo de 2019

Sorpresas y disgustos

Se han acabado los días en Vigo. Estoy ya en ruta hacia París, con 4 horas de escala en la T4. Las dos últimas tardes he disfrutado de unas puestas de sol espectaculares en Samil, al estilo auroras boreales. La primera fue acompañado de gin-tonics con M de Lux y G que estaban recién llegados a la ciudad. Nos pusimos al día de todo, y a última hora se acercó también Alberto así que fue un encuentro inesperado de viejas glorias. Me comentaron que en nuestro Instituto están organizando un grupo WhatsApp de la generación del 69 para organizar una cena-reencuentro con motivo de los 50 años. Yo tengo cero interés en esos ejercicios de nostalgia con gente que nunca me ha interesado y a la que no he vuelto a ver. 

El segundo atardecer, el de ayer, fue mucho más accidentado porque tuve, un poco antes, un esguince muy gordo con caída y "chasquido" en la zona de Cabo Estai. En lugar de irme a Urgencias me quedé igualmente viendo la puesta de sol pero creo que voy a tener recuperación para rato. Pinta todo muy feo, y sospecho que tendré que acabar en el médico. Por lo pronto, me vuelvo a casa en París con hinchazón y cojera. 



jueves, 2 de mayo de 2019

Excursión a Cambados

Tengo el plan de celebrar una fiesta de multi-cumpleaños familiar allá por finales de septiembre o principios de octubre. La idea es montar un evento al estilo de la Boda Gallega pero esta vez alrededor del cumpleaños de todos los asistentes. En algunos casos se trata de números redondos: los 90 de mi padre, que para entonces ya serán casi 91, los 75 de mi madrina, los 60 de jap y mi Cuñada E, mis 50, los 30 de mi Sobrina I, etc. Y en otros casos serán números imperfectos: los 89 de mi madre, los 46 de dBt, etc. En total, un porrón de años porque ya todos vamos teniendo una edad. Por lo pronto, ya he pedido a mi madre que recopile las fechas de los cumpleaños porque yo no soy mucho de felicitar y no me las sé. 

Buscando localización para el evento, en febrero estuve en el Parador de Pontevedra y hoy me fui con mis padres al de Cambados. Hacía mucho que ninguno de nosotros estábamos por allí así que agradecimos la visita, las vistas y el paseo por el casco histórico del pueblo. Eso sí, tendré que seguir buscando lugar de celebración porque, aunque el Parador tiene un salón y un patio muy monos, no permiten música y sin música no hay fiesta. El señor que nos atendió sugirió el de Baiona porque tienen más instalaciones, así que habrá que seguir esa pista.



miércoles, 1 de mayo de 2019

Elecciones y Manifestaciones

He seguido la campaña de las elecciones del 28-A con mucho interés. Vi todos los debates que encontré en internet y seguí con fascinación las intervenciones de Cayetana Alvarez de Toledo. Es preocupante la deriva política en Europa con partidos extremistas por todos lados, y en el caso de España la competición a ver quién dice la barbaridad más grande entre los trillizos de la derech(on)a. Ante semejante panorama, nos vinimos de París a Madrid para poder votar y contribuir a que el país recupere la mesura.

Alrededor del viaje electoral, he podido coger un par de días de festivos-vacaciones y acercarme también a Vigo para visitar a mis padres. En las tertulias familiares de estos días, hemos celebrado los resultados de las elecciones aunque ellos están también algo decepcionados porque mi Sobrina I no salió elegida. En realidad, era todo bastante previsible porque en Galicia hay tradición de hacer mini-partidiños de manera cíclica y eso la gente no lo entiende. Al menos fue una campaña muy emocionante para toda la familia y para la candidata toda una experiencia para hacer tablas de participación en mítines y medios de comunicación.  

Fieles a la tradición familiar, hoy participamos todos en la procesión del 1º de Mayo. A mi padre le sigue encantando ir, aunque se cansa, y tiene que hacer paradas para descansar, porque así se encuentra con todas las viejas y nuevas glorias del sindicato.