viernes, 31 de enero de 2014

Sentir la arquitectura

Le estamos cogiendo el gusto a la Royal Academy of Arts. Mi empresa es uno de esos socios corporativos y puedo conseguir entradas, y a veces también el catálogo, como en el caso de las expos sobre Australia y México

En esta ocasión fuimos a una de esas noches sólo para socios para ver la exposición actual "Sensing Spaces: Arquitecture Reimagined". Nos ha encantado. Son 7 mega-instalaciones, cada una a cargo de uno estudio de arquitectura, de distintos países. La idea es que cada sala evoque sensaciones diferentes en función de como está "construido" el espacio. Hay un laberinto de madera, unas mega torres con escaleras interiores, un bosque de bambú luminosos (japo), un túnel de plástico en el que los visitantes van insertando pajitas de colores… Todo muy lúdico y bastante impactante. 

Aprovechamos para cenar en el restaurante, The Keeper's House, por aquello de que teníamos una copa de champán gratis (una bobada de excusa como otra cualquiera). Bien la comida y el servicio pero sin embargo no me gustó el espacio. La decoración está bien pero es un sotano y nunca me convencen los restaurantes que no tienen ventanas. 


domingo, 26 de enero de 2014

Explorando Bermondsey

Los últimos fines de semana hemos estado descubriendo Bermondsey, un distrito del sur de Londres, no lejos del City Hall y London Bridge. Todo empezó con un café con un amigo recién venido de Madrid que vive allí.  Desde entonces hemos vuelto en un par de ocasiones para explorar en más detalle la zona. Lo más interesante se concentra en la calle del mismo nombre, Bermondsey Street: arquitectura de ladrillo de antiguos almacenes ahora reconvertidos en viviendas, pequeñas tiendas, un buen puñado de restaurantes y una enorme galería de arte contemporáneo: White Cube

El fin de semana pasado la galería estaba cerrada así que hemos vuelto este. Lo que más nos ha gustado es el espacio. Las exposiciones actuales no están mal pero tampoco generan demasiada emoción. Me entraron ganas de comprar una lámina de Damien Hirst, para acompañar al Murakami, pero es muy cara y tampoco tenemos más sitio para obras de arte en casa. Tendríamos que deshacernos antes de algunas de las cosas que tenemos.  

En el apartado gastronómico hemos probado dos restaurantes italianos excelentes: Antico y Zucca. Nada de pizza y pasta. Todo mucho más sofisticado y delicioso. Los dos repetibles pero especialmente el primero porque además está francamente bien de precio, con un menú al mediodía de 22 libras por 3 platos. Tendremos que volver al barrio aunque sólo sea para comer. 


viernes, 24 de enero de 2014

Literatura Japonesa

Vuelvo a comprar libros. Creo que el traslado de los fondos bibliográficos a casa de Ana y el hecho de que ella siga ampliando estantería ha eliminado mis reticencias a seguir adquiriendo obras. Más importante que mi renovado consumismo es el hecho de que vuelvo a leer novela. Llevaba unos años de mucho ensayo y, aunque no lo he abandonado, ahora siempre tengo alguna novela por el medio. 

Ahora mismo estoy a vueltas con Canadá, una obra de Richard Ford, a la que la crítica pone por las nubes pero que me está aburriendo bastante. Parece que la historia no acaba de avanzar: un adolescente americano cuya vida cambia radicalmente cuando sus padres atracan un banco. Medio libro antes del robo y otro medio después. 

En el apartado ensayo, estoy leyendo The Geography of Thought, sobre las diferencias en la forma de pensar entre el Este y el Oeste. Muy interesante. Dos planetas diferentes. Es una lectura muy en consonancia con la fijación por la literatura japonesa que me acompaña en los últimos meses. Le he pillado el gusto a todas esas historias de angustias, soledades y suicidios. 

Todo empezó con Tokio Blues en agosto. Pero después vinieron: 
  • El embarazo de mi hermana.  Irrelevante. 
  • Al sur de la frontera, al oeste del sol. Mi libro de Murakami preferido hasta la fecha. Delicioso, poético y perturbante.
  • El cielo es azul, la tierra blanca. Interesante, pero no me ha dejado mucho poso.  
  • Pálida luz en las colinas, de Kazuo Ishiguro, el autor que me impresionó tanto con Nunca me abandones. Esta fue su primera novela, desarrollada en el Nagasaki posterior a la bomba nuclear. De nuevo tiene un punto de misterio y rareza que me ha gustado mucho. 
  • Kokoro. Con los clásicos hemos topado. Es una novela de 1914 pero me ha gustado muchísimo. Se sitúa en ese Japón en transición entre la era Meiji y la modernidad. Bien escrito, centrado en los sentimientos de los personajes y, en mi opinión, con un toque homoerótico (y sin duda, una misoginia galopante pero propia de su época). Muy recomendable. 
No tengo ninguna otra obra japonesa en mi lista de lecturas para los próximos meses pero seguro que algo caerá. Aún no me he desenganchado de todos esos tormentos interiores.


sábado, 18 de enero de 2014

Musical The Book of Mormon

Esta semana hemos ido de musical con mi jefa. Es muy eléctrica y siempre está deseando ir de fiesta cuando viene a Londres (vive en Suiza). En esta ocasión quería invitarme a algún "show" para celebrar los éxitos (?) laborales del año pasado. También se apuntó dBt,  al que le vino bien un poco de evasión.  Cenamos los 3 en un vietnamita del Soho antes de la función, a eso de las cinco y media. Creo que nunca había cenado tan pronto. 

Fuimos a ver "The Book of Mormon", un musical que triunfa en Estados Unidos y también aquí en Londres, dónde lleva un año de llenos. Es muy divertido y muy cañero. En mi opinión, es la perfecta venganza gay contra los mormones por su homofobia galopante y su oposición furiosa al matrimonio gay. Por un lado, deja un poso divertido sobre los misioneros mormones y su simpatía desbordante, siempre tan positivos ellos. Pero por otro, expone con crudeza el componente puramente delirante de la religión mormona que pretende que unas tribus antiguas hebreas desembarcaron en el continente americano antes de Cristo y que él mismo visitó Estados Unidos tras su resurrección. Todas esas aventuras las narran unas tablas escritas en "egipcio reformado" y que un iluminado encuentra en el Estado de Nueva York en 1823 con la guía de un Angel. Las traduce él mismo y hete aquí que tenemos "El Libro del Mormón", la supuesta tercera parte de la Biblia. En fin, todo tan de coña que cuesta creer que de ahí haya surgido una Iglesia tan poderosa y que siga creciendo en creyentes a buen ritmo.   

sábado, 11 de enero de 2014

Pop-Art / ARTPOP

Hemos comenzado el año asistiendo a la exposición "Pop Art Design" en el Centro Cultural Barbican. Nunca habíamos estado en esa zona de Londres, ligeramente al norte de la City, el distrito financiero entorno a "Bank". Nos gustó todo el complejo: arquitectura de hormigón de los 70, con terrazas, lagos y fuentes, bloques de apartamentos… Por lo visto es un ejemplo de "Arquitectura Brutalista", y desde luego que transmite esa sensación de brutalidad urbana. 

El planteamiento de la exposición es explorar la relación entre el movimiento Pop Art y el diseño de productos de consumo en ambas direcciones. Es una forma de sumergirse en los 60 a través de cuadros y esculturas, pero también lámparas, sofás, fotografías de interiores de apartamentos… Dan ganas de comprárselo todo. 

Por otro lado, los Reyes Magos nos han traído un viaje a Chicago en julio coincidiendo con el concierto de Lady Gaga en esa ciudad. Llevamos algunas semanas enganchados a su tercer album, ARTPOP, y ese viaje será la oportunidad de ver la puesta en escena. Chicago es una de mis ciudades favoritas y dBt estaba deseando conocerla. Además, este año no haremos vacaciones  largas a ningún sitio porque él necesitará ir a Zaragoza más a menudo para pasar tiempo con su madre, así que esta escapada popera de Chicago encaja perfectamente con las circunstancias que trae 2014.