sábado, 30 de abril de 2016

Museo de Antropología de México

El principal museo de Ciudad de México es el de Antropología, en el bosque de Chapultepec, al ladito mismo del mi hotel. En realidad, es una mezcla de museo de Arqueología (planta baja) y Etnografía (primera planta). Lo verdaderamente impresionante es la planta baja, organizada en torno a las distintas culturas pre-colombinas. Tienen muchísimo y bien explicado mediante paneles y vídeos. Una delicia pasearse entre los olmecas, toltecas, aztecas y demás civilizaciones que ocuparon lo que hoy es México. Entre las joyas que atesoran está la enorme Piedra del Sol, o Calendario Azteca, y una maqueta de cómo era Tenochtitlán, antes de que Hernán Cortés la arrasara. Una visita deliciosa y una ignorancia clamorosa la que yo tengo de todos esos mundos perdidos para siempre. 




viernes, 29 de abril de 2016

Centro histórico de México

Me ha encantado descubrir el centro histórico de México, alrededor de la Plaza del Zócalo y la Catedral, pero no he tenido mucho tiempo para disfrutarlo. Cometí el error de empeñarme en ir andando desde el hotel, en Polanco, a la Plaza de las Tres Culturas. Total que me tiré 2 horas caminando, casi 8 kilómetros y aún por encima la dichosa plaza tampoco me gustó demasiado (es la de la primera foto, con ruinas aztecas, iglesia de la época del Descubrimiento y edificio tipo soviético más actual). 

Ignorante de mi pensé que la Plaza de las Tres Culturas estaba en el Centro Histórico, pero no es así. Todavía tuve que caminar 2 km más, una media hora, para llegar a la Catedral y ya no llegué a tiempo para verla por dentro. En cualquier caso, me puse nervioso por la vitalidad de las calles alrededor del Zócalo y por la exuberancia de edificios grandiosos, toda una efusión de cúpulas, torreones y fachadas nobles. En algunos aspectos me recordó al barroquismo de Sevilla. Me quedé con ganas de más, así que eso es señal clara de que tendré que volver. 



jueves, 28 de abril de 2016

Mujeres de México

El motivo profesional de mi visita a México ha sido la celebración aquí de un Women´s Forum, como el de Deauville o el de Dubai. Mi empresa participaba con una delegación de 10 personas de Latin America, incluyendo al líder regional. Fue un grupo divertido, tal vez porque el español y la desenvoltura latina nos unía a todos. Lamentablemente, frente a las otras ediciones, en esta ocasión ha habido algunos problemas de organización, principalmente retrasos en las sesiones. Menos mal que los contenidos han sido buenos. 

Es siempre una experiencia participar en una conferencia de mujeres. Muchos temas se repiten, pero cada edición aporta un ángulo diferente y siempre queda alguna intervención particular para el recuerdo. En esta ocasión, fue la intervención de Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, que fue bastante flojo y desorganizado en su intervención (y ahí lo tienes acumulando riquezas). En el apartado positivo, la intervención estrella fue la de Eufrosina Cruz, una dirigente indígena que estuvo brillante; lástima que su charla no esté disponible en Youtube. 

Estos días, circulando en taxi por la ciudad he descubierto también una nueva "petarda" mexicana, una tal María José y su tema "No soy una señora", que me viene al pelo con tanta participación en conferencias de mujeres por el mundo adelante. 



lunes, 25 de abril de 2016

Ciudad de México

Mi hotel y la oficina están en el distrito de Polanco, a medias barrio de oficinas, residencial y de tiendas; una buena mezcla. En el hotel estoy en una planta 29 y en la oficina en una planta 18, así que disfruto de vistas de la ciudad con distintos ángulos y a distintas horas. La ciudad se extiende por todos lados pero también los árboles, así que el conjunto no resulta agobiante. Al fondo se ven las montañas y algún volcán. Hoy he sabido que estamos a 2000 metros de altitud. 



domingo, 24 de abril de 2016

La Casa Azul de Frida Khalo

Estoy en Ciudad de México por trabajo, toda la semana. El domingo ha sido el único día verdaderamente libre para hacer turismo, aunque intentaré escaparme y hacer alguna cosa también entre semana. He dudado entre varias opciones, pero al final decidí que lo mejor era visitar el Museo de Frida Khalo, la Casa Azul en la que nació y murió.

La Casa Azul está en el sur de la ciudad, en Coyoacán, a 10 km de mi hotel, que está en Polanco. Aquí las distancias son enormes. Me emocionó mucho la visita, simplemente por estar allí y recorrer los distintos espacios: el comedor, el taller, los dormitorios.... y ese patio tan maravilloso. Entre las obras están su último cuadro, el de las sandías y la frase "Viva la Vida". 

Con mi tipo de entrada, una combinada, pude visitar también el Museo Anacahualli de Diego Rivera, con un servicio de autobuses gratuito. Me gustó menos pero también estuvo bien. Es un edificio de los 50 en plan arquitectura azteca, en el que se alberga la colección de arte precolombino de Diego Rivera. El hombre dedicó su fortuna a comprar y atesorar piezas indígenas, unas 59.000, que después donó al pueblo mexicano, contribuyendo con ello a la preservación y la valoración del patrimonio artístico. 




viernes, 22 de abril de 2016

La rutina de Zurich

Sigo con mis idas y venidas frecuentes entre París y Zürich, y con la repetición vienen los nuevos hábitos y rutinas. Ultimamente me alojo siempre en el Swissotel, cuya mayor virtud es el gimnasio y spa de la planta 32, al que le saco mucho partido. Con cada viaje cambia la altura de la planta en la que estoy y la orientación de la habitación, pero me gusta lo de ir cambiando de vistas. 

El hotel está a unos 15 minutos andando de la oficina, y esos paseos rutinarios de mañana y de noche me resultan muy agradables. Los edificios más chulos de ese distrito (Oerlikon) son el complejo de oficinas del Credit Suisse, dónde además comemos con frecuencia... y siempre lo mismo: sushi bowls, que están muy buenos y son muy sanos. 

Dentro de esa vida corporativa tan clónica, lo mejor suelen ser las interacciones con mi equipo allí. Tengo ahora dos personas: un mexicano (gay) y una chica jovencita polaca como becaria. Los dos son super eficientes, super trabajadores y super simpáticos. Dentro de la gran carga de trabajo que tenemos nos lo pasamos pipa, y creo que eso es de las pocas cosas que me salvan para no caer en la desesperación o el agotamiento extremo. 


sábado, 16 de abril de 2016

Los vecinos del sexto

He pasado los últimos 10 días seguidos en París, todo un lujo que he disfrutado como si re-descubriera la casa, el barrio y la ciudad. En cuanto pones un poco de atención, esta ciudad te deslumbra: los sitios de siempre con nuevas luces, de amanecer y de atardecer, el asombro al ver por primera vez la plaza de la BNF (Biblioteca Nacional de Francia) con ese enorme patio-foso lleno de árboles de gran porte, o la nueva Canopée de Les Halles, en el barrio. Impresionante todo; viva La France.

En casa hemos medio-instalado al Kit-Kat Boy, y hemos recibido a los vecinos del sexto. Son una pareja de nuestro mismo rellano, ella China y el Belga, muy simpáticos y parlanchines, pero con los que supongo que no tenemos mucho que ver. Llevábamos meses hablando de hacer un "apero" en casa. Al final vinieron una noche de sábado con un amigo (gay) del barrio. Lo pasamos bien, bebiendo champán y vino tinto, y comiendo tortilla y tapas españolas. 


 

viernes, 8 de abril de 2016

Fangoria en el Teatro Barceló

He perdido la cuenta de los conciertos de Fangoria a los que hemos asistido, pero son muchos, sobre todo desde que existe este blog y aquella gira de El Extraño Viaje que arrancamos en Valencia, o aquella semana intensiva de 2010 en el Joy Eslava. El caso es que me siguen encantando en directo (y en diferido). El concierto de esta semana en el Teatro Barceló, al lado de Tribunal en Madrid, ha estado francamente bien. 

Era la presentación de "Canciones para Robots Románticos" y han sonado de maravilla. Han recuperado el sonido potente de hace años y el repertorio ha consistido en el último album más algunos clásicos, como "Me Odio Cuando Miento" que sonó especialmente potente. El caso es que sólo pudimos asistir al concierto del lunes porque el martes yo viajaba a Zurich por trabajo. Una pena perderme el resto de conciertos de la semana. Llevo toda la semana tarareando "Vimos pasar el cometa, tumbados sobre la arena..." y haciendo planes para poder asistir a algún otro concierto en alguna de las ciudades españolas dónde ya se han anunciado. 



lunes, 4 de abril de 2016

Que Trabaje Rita

Ultimamente no salimos de Madrid, o eso parece. Hace apenas unas semanas que estuvimos en plan pre-boda, y aquí andamos de nuevo. La verdad es que hemos aprovechado para avanzar algunos papeleos en el notario y para empezar a pensar qué queremos hacer en el "gran día" de octubre (algo que aún nos tiene bastante bloqueados). En cualquier caso, el motivo de este viaje no ha sido matrimonial sino puramente lúdico. Fangoria presenta "Canciones para Robots Románticos" y no nos lo queríamos perder.

Casualmente, el domingo también había fiesta Que Trabaje Rita y allí nos plantamos. Habíamos tenido una primera experiencia-Rita en Zaragoza que no nos había emocionado, pero esta nos gustó mucho más. El tema era la Feria de Abril así que había muchos lunares y folclorismo general. Di tú que el planteamiento España cañí no es nuestro favorito pero con unas buenas travestis siempre se puede pasar un buen rato. Nuestra favorita fue La Prohibida, por supuesto, pero todo el espectáculo-festival estuvo bastante bien y muy animado. Las estrellas de la noche fueron Las Ketchup (Aserejé) que se mostraron encantadas de verse rodeadas de tanto petardeo.  Hacía meses que no bailábamos así que las sesiones DJ que se entremezclan entre las actuaciones nos sentaron muy bien. 

Más alla de nuestro reencuentro-travesti, el fin de semana sirvió para disfrutar de nuestros amigos íntimos habituales, jap y winnie, tan cocinitas como siempre, y Charo y Javier, con los que descubrimos un nuevo restaurante estupendo, Floren Domezáin, del autoproclamado Rey de las Verduras. Estuvo francamente bien y te regalan una lechuga de recuerdo para que te la lleves a casa.