sábado, 21 de febrero de 2015

Cumpleaños en Nantes

Este año hemos organizado un fin de semana en Nantes para celebrar mi cumpleaños. No tiene el exotismo del año pasado en Hong Kong, pero nos ha parecido una buena elección porque la ciudad está a 2 horas en TGV de París y no la conocíamos. Es la capital de Bretaña, una región que tenemos poco explorada, y está situada al final de la ruta de los Castillos del Loira, cerca de la desembocadura del río. 

El viernes me cogí el día libre y aprovechamos para hacer algo de turismo, aunque el día estaba bastante lluvioso. Empezamos, por supuesto, por el château, una fortaleza muy impresionante en pleno centro de la ciudad. Ahora es un museo sobre la historia de la ciudad y su interior no nos convenció demasiado. Lo mejor fue descubrir un poco la historia de Ana de Bretaña y sus varios matrimonios. Más interesante nos pareció la catedral, con una tumba maravillosa de los Duques de Bretaña, hecha construir por su hija Ana. Completamos nuestro primer día en Nantes con una cena en La Cigale, por lo visto todo un clásico en la ciudad. Es una brasserie modernista situada enfrente de la Opera, en la que todo estaba muy bueno y a un precio razonable.